El domicilio social es el domicilio que designamos cuando ante notario constituimos una sociedad.
Un autónomo como tal no tiene domicilio social, solo las sociedades mercantiles deberán fijar el domicilio social en la escritura pública en el momento de su constitución ante notario.
Este domicilio no tiene porque coincidir con el del establecimiento donde se desarrolla la actividad.
El domicilio fiscal no se recoge en escritura pública. Es el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración Tributaria. (Artículo 48 de la Ley General Tributaria).
Será el domicilio donde recibamos las notificaciones por parte de la administración.
Si quieres cambiar el domicilio fiscal, podrás hacerlo mediante la cumplimentación del modelo 036 de comunicación censal.
close

Subscríbete a nuestra newsletter para recibir en tu correo artículos de interés, servicios que ofrecemos y muchas más novedades que iremos publicando periódicamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.